«

»

Oct 17

Tony Ávila armó su timbiriche.

Luego de una larga espera, que para muchos no ha concluido, en la tarde de este martes el sello discográfico Bis Music de ARTex, presentó a la prensa una primera edición promocional del disco, “Timbiriche” del intérprete y compositor Tony Ávila.

El fonograma asumido por la disquera, bajo licencia para el territorio nacional, contiene 15 temas de su autoría, entre ellos, “La vida tiene sus cosas”, “Del amor de Sabina y otros demonios”, “Necesito un bolero”, “Timbiriche”, “Alucinado”, “La Habana”, “Ella saltó del papel”, “Babalawo”, “La Guaravenganza”, “Agua el cielo”, “Besos sin colores”, “Con lo mucho que ha llovido” y “Madre”, en los que asume diversos ritmos como la guaracha, el son, la cumbia , el pop, el merengue y la nueva trova, demostrando su versatilidad.

La propuesta además, tiene carácter autobiográfico, ya que muestra en canciones, la propia vida del cantautor, quien confiesa que llego tarde al ámbito musical cubano, pero con una gran cantidad de creaciones fruto de sus vivencias, las cuales desde su visión interna, han sido enriquecidas por la visión de los demás, de aquellos que le rodean y hasta de los que no conoce.

El popular trovador en esta presentación realizada en el Centro Cultural Fresa y Chocolate, aseveró que tiene por costumbre, observarlo todo y a todos. Lo que ocurre a su alrededor le resulta importante e imprescindible. Le gusta investigar, saber qué piensa y cómo piensa el cubano, eso es para él una necesidad vital que le permite luego, escribir y crear melodías tratando de dejar una huella musical de esas vivencias que definitivamente- asegura- nunca serán más bellas que la realidad.

En este disco Ávila habla de sus orígenes en el tema “Nacimiento” , algo que resulta simpático por su manera de contarlo y cantarlo, pues su llegada a la vida, ocurrió cuando su madre tenía 44 años, a pesar de que los doctores le dijeran que no estaba en estado de gestación, sino que eran asuntos del climaterio.

“Timbiriche” producido musicalmente por el guitarrista Lino Lores, cuenta además, con invitados de lujo como el saxofonista, César López y el trovador Silvio Rodríguez por solo citar dos ejemplos y definitivamente su título responde no precisamente al título de una de las canciones que posee esta producción. Al decir de su protagonista, este disco muestra un concepto de lo que le motivó y le hizo reflexionar para crearlo que no fue más que la proliferación de los llamados en Cuba Timbiriches, a raíz de los cambios que se están produciendo en la sociedad cubana.

Este disco, dijo Tony, también es un llamado a la defensa de la identidad y a la reconquista de los valores de un país, auténtico y musicalmente muy fuerte en sonoridades, ritmos y poesía. Un país que recurre al humor como parte de su idiosincrasia, pero sin dejar de ser un país conformado por un pueblo profundo en sus análisis y en su manera de asumir la cotidianidad.

Tony Ávila presentará en vivo este fonograma, el próximo 30 de octubre en La Casa de la Amistad, a las 7 de la noche, la entrada será libre. Allí le acompañaran los músicos que integran su agrupación y varios de los invitados que participaron en este proyecto que es ya una realidad para suerte de sus seguidores.