«

»

Feb 24

Respuesta de los cubanos en China ante el coronavirus ha sido ejemplar

Respuesta de los cubanos en China ante el coronavirus ha sido ejemplar

Estimados compatriotas y amigos:

La batalla contra los demonios desatada por el coronavirus 2019nCoV ya entra en su tercera semana, con una extraña mezcla de preocupación y dolor, ante el incremento objetivo del número de fallecidos, que ayer superó la cifra registrada durante la epidemia del SARS (2002-2003), pero también, a su vez, de confianza, optimismo y solidaridad respecto a la ejemplar respuesta que siguen dando las autoridades, el personal médico y la población china en general, que ha propiciado, desde el pasado 28 de enero, que el número de personas que rebasan el virus sea crecientemente superior al de los fallecidos (8 personas recuperadas por cada 100 casos).

El conjunto de análisis publicados confirma la existencia de una infección respiratoria altamente contagiosa, con una mortalidad que se comporta en el orden del 2,2 %. Sus puntos más críticos son la alta velocidad de transmisión y el hecho de que puede trasmitirse durante el período de incubación que se estima entre 1 y 14 días. Según se estima, un 13 % aproximadamente de los pacientes confirmados han pasado a un estado crítico, cuyo tratamiento y atención es brindado en unidades de cuidados intensivos, de ahí los esfuerzos del gobierno para incrementar aceleradamente el número de hospitales especializados en las zonas más críticas.

A pesar de algunos vaticinios que aseguraban que la combinación de ambos factores, es decir una trasmisión rápida y un período de incubación relativamente largo en el que es posible la transmisión por personas que no presenten síntomas visibles, haría colapsar el sistema de salud chino, la práctica ha demostrado que la capacidad de respuesta de las autoridades sanitarias chinas ha sido superior, sumando a ello una estrategia que ha priorizado contener de manera efectiva la trasmisión en su etapa inicial.

Según los expertos, nos encontramos en la fase más aguda y severa, en la que se prevé el pico de contagios, y por tanto la exigencia de que todos extrememos las preocupaciones.

Sin embargo, no es propósito volver aquí sobre las cifras ni añadir nuevos análisis a los que, por diversas vías, se dan a conocer a diario. En todo lo que se publica, advertimos, como casi siempre sucede cuando se trata de epidemias, opiniones divergentes, puntos de vistas diversos y hasta quienes, desde la ciencia o desde malsanos propósitos, buscan o terminan sembrando incertidumbre.

Me limitaré a reiterar que, luego de varias semanas de enfrentamiento a la epidemia, hemos sido testigos de la labor encomiable, responsable y de máxima prioridad de parte de las autoridades chinas, que no han escatimado esfuerzos para poner bajo control el virus y evitar su propagación. Las informaciones que brindan a diario las fuentes oficiales chinas y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos mantienen informados, alertas y en conocimiento de cada paso importante dado o por dar en el futuro cercano.

Al personal de salud chino, a sus médicos, enfermeras, a lo largo y ancho del país, nuestro sincero reconocimiento por la vocación demostrada, altruismo y entrega desinteresada, al riego de sus propias vidas.

Hace unos días, cuando decidí publicar un primer mensaje para, desde nuestra condición de observadores en el terreno, aportar elementos sobre la situación actual que vive China ante el brote del nuevo coronavirus, e informar al mismo tiempo sobre la situación general de los compatriotas y familiares que se encuentran cumpliendo misión o residiendo en China, no imaginaba la batalla épica que sobrevendría.

Han sido estos días de profunda entrega y desvelo, pero también de momentos reconfortantes. La respuesta de cada cubano ha sido ejemplar, no sólo en lo que respecta al cumplimiento de las medidas indicadas desde la Embajada y las autoridades chinas, para preservar sus vidas y evitar el contagio, sino además en su apoyo espontáneo, solidario y comprometido a la batalla que se libra frente al nuevo coronavirus, expresión esto último de la entrega y solidaridad sin límites que la Revolución ha inculcado en todos y cada uno de nosotros.

Vaya nuestro reconocimiento, sin distinción, a todo el personal cubano en este país: científicos, estudiantes, empresarios, diplomáticos, médicos y cubanos residentes, que desde sus respectivas tareas y frentes, han unido y continúan uniendo fuerzas y compromisos en la batalla contra la epidemia, demostrando con creces que la solidaridad nos mueve a la unidad, nos lleva a dar sin esperar recibir nada a cambio, haciendo realidad esa premisa inexorable de que de la conducta de cada uno, depende el destino de todos.

Qué decir de nuestros estudiantes, quienes con inusitada madurez para sus cortas edades y probada disciplina, se han mantenido en sus universidades cumpliendo y aportando cada quien lo suyo; de nuestros científicos y personal de la biotecnología, quienes desde las plantas mixtas de BPL, Changheber, Shandong Lukang, o desde el centro de innovación y desarrollo de Yongzhou, se han mantenido laborando junto a sus colegas chinos; al igual que nuestros médicos y miembros de la Brigada Médica cubana que han seguido contribuyendo de manera diaria y sistemática en la atención médica en los hospitales donde laboran y del personal cubano que trabaja en el Hotel cubano-chino de Shanghai; del personal de nuestra Embajada y de las oficinas de representación en China, donde desde el primero hasta el último, no escatiman ni un solo minuto en el cumplimiento responsable de sus tareas, con una unidad y cohesión a prueba de cualquier obstáculo; a nuestros hijos que continúan resistiendo prolongadas jornadas de aislamiento por el bien de su salud; y a nuestra comunidad de cubanos residentes en toda China, y en especial, a los que permanecen desde el inicio en la ciudad de Wuhan, epicentro de la epidemia, que dan muestras a diario de ese espíritu combativo, gran disciplina y responsabilidad social que caracteriza a todos los cubanos. A todos ustedes, a sus familiares, nuestro agradecimiento y respeto profundo y el necesario exhorto a continuar trabajando juntos por el bien de todos.

Bravo también por nuestros compatriotas y artistas que unieron sus voces y canciones para desear al hermano pueblo chino todo el ánimo y la fuerza posible, en el enfrentamiento a la epidemia. El emotivo video en homenaje al heroísmo de quienes luchan en primera línea contra el Coronavirus quedará en el corazón de todos los chinos y cubanos.

La presencia entre nosotros de los doctores Ileana Álvarez Lanz y Rafael Arocha Rodríguez, reconocidos infectólogos de la Brigada Henry Revee de nuestro país, y de la Dra. Yamira Palacios, Jefa de la Brigada Médica cubana en China, ha reforzado nuestra capacidad de brindar acompañamiento y seguimiento en la labor de control y prevención. La presencia de ellos aquí, en tiempo record, constituye una muestra más de la prioridad que nuestro gobierno le otorga a la salud de nuestros compatriotas en China, al tiempo que reafirma nuestra confianza respecto a la capacidad real de los hermanos chinos para ganar una vez más esta batalla contra una epidemia de proporciones internacionales.

A la alta dirección de nuestro Partido y Gobierno, que junto a nuestro pueblo sigue muy pendiente del desarrollo de la situación, nuestro agradecimiento y renovado compromiso en este inusitado combate por la vida.

La Embajada se apresta ya a poner en práctica nuevas medidas para enfrentar una nueva fase en la que el país deberá volver gradualmente a la normalidad en condiciones de enfrentamiento a la epidemia, lo que hará necesario, mantener y actualizar las medidas higiénico-sanitarias y de vigilancia epidemiológica para continuar evitando el contagio y cumplir las indicaciones de las autoridades locales implementadas en los lugares donde se encuentren.

La desinfección, conforme a las normas pertinentes, sigue siendo el medio más importante para cortar la transmisión del virus y contener la epidemia. El nuevo coronavirus ha demostrado ser sensible a los rayos ultravioletas y al calor, y puede ser desactivado por solventes como el etanol al 75 % y desinfectantes que contengan cloro, además del permanente lavado de las manos y el uso de las mascarillas convertidas en parte inseparable de nuestro atuendo por estos días.

En esta nueva etapa, nuestra respuesta tendrá que seguir siendo ejemplar y responsable. La práctica ha demostrado que la disciplina, la confianza y el cumplimiento estricto de las medidas indicadas es lo que nos ha permitido, entre todos, trabajar por preservar la vida de nuestra gente y contribuir, en consecuencia, a apoyar los esfuerzos que realiza China para avanzar hacia el control de la epidemia.

Será clave en estos días, seguir confiando y actuando con la misma responsabilidad que hasta ahora, desde lo particular y familiar para evitar el contagio, pero también, para continuar cumpliendo con todas las tareas que nos corresponden desde cada frente o área de trabajo, incluyendo los aportes de Interferón alfa 2B recombinante (IFNrec), que la planta sino-cubana de Changheber deberá continuar aportando al enfrentamiento al virus, y la contribución de nuestros científicos a la búsqueda de complejos vacunales o tratamientos que permitan apoyar al gobierno y pueblo chino en sus esfuerzos por combatir el Coronavirus.

La solidaridad, ese sentimiento profundo en el que la Revolución nos ha formado, deberá seguir siendo la brújula que marque el quehacer de todos nuestros compatriotas en China, con nuevas iniciativas, mensajes de apoyo y el involucramiento activo en reafirmación de la profunda hermandad y sincera amistad que nos une. Sólo desde la unidad y respuesta cohesionada de todos, será posible vencer y combatir al coronavirus. La lucha que lleva a cabo China no es sólo por ellos, es también por el mundo.

Nuestra Embajada y Consulados Generales, así como el Puesto Médico se mantendrán disponibles para cualquier consulta o situación que se presente, como viene sucediendo hasta ahora. De nuevo les reitero que China y cada ciudad en la que nos encontramos es también nuestro hogar común. Continuemos trabajando mancomunadamente para proteger la salud y la seguridad de todos.

10 de febrero del 2020

Embajada de Cuba en China

Tomado de: http://www.cubadebate.cu/opinion/2020/02/10/respuesta-de-los-cubanos-en-china-al-coronavirus-ha-sido-ejemplar/?fbclid=IwAR1OpnSh_TNOE6TYZE0K9DnMFfippvpvrINlALxy3iKvOz1nFwiMLFU8TCc#.XlPmMxNKhIa